Saltar al contenido
Lugares de interés
Atrás

El Castillo

El Castillo
Imagen El Castillo

Sin lugar a dudas, se trata de la edificación con mayor singularidad y antigüedad de Villaviciosa. La primera fortaleza fue edificada en tiempos de los Reyes Católicos por los marqueses de Moya (1496).

Casi un siglo después, el conde de Chinchón don Diego Fernández Cabrera ordenó su reconstrucción según los planos del afamado arquitecto don Juan de Herrera, maestro del Bajo Renacimiento y autor, entre otras obras, de parte del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, la fachada meridional del Alcázar de Toledo, el Palacio de Aranjuez, la Lonja de Sevilla...

La fortaleza tiene planta cuadrangular, con tres torres circulares y una torre de homenaje de base cuadrada en sus esquinas. Las cuatro torres están coronadas por chapiteles de origen flamenco. La construcción es de mampostería irregular con jambas y dinteles de piezas de granito. Otra característica exterior es el paseo de ronda o adarve, que rodea el perímetro limitado por un pretil de placas de granito, y ornado con majestuosos pies de pino piñonero y ciprés. Del interior, hay que significar el patio porticado con pilares y arcos de piedra berroqueña, en cuyo centro aparece un pozo aún en funcionamiento.

Actualmente, el Castillo pertenece al Ministerio de Defensa, que lo utiliza como archivo histórico del Ejército del Aire. Cada año se celebra una jornada de puertas abiertas durante las fiestas patronales para recibir a los visitantes. También se puede visitar previa petición. Por añadidura, el patio de armas del Castillo es el escenario de la programación cultural de música Clásicos en verano.

Localización