Saltar al contenido
Acontecimientos históricos
Origen y primeros pobladores
Imagen Origen y primeros pobladores

De entre los distintos orígenes que los eruditos atribuyen al nombre de Villaviciosa de Odón, parece que la versión más coherente es la acepción de la raíz viciosa que se refiere a abundante, provista y deleitosa.
En cualquiera de los casos todos acaban reconociendo la belleza del entorno y la singularidad de este lugar. Particularmente, María Luisa Gefaell, en su delicioso libro Las Hadas de Villaviciosa de Odón, reza:

(...)Cuando el Señor Odón llegó a estos campos, desde Segovia, vio bosques y bosques llenos de hadas, de corzos, de osos, de pájaros, de arroyos. Y vio también el Castillo, abandonado de moros y cristianos (...)

Y vinieron los hijos del Señor Odón (...), y construyeron con adobes sus casas, entre el castillo y el arroyo de La Madre. Y estaba el campo sonoro de álamos, de encinas, de pinares, de hadas, de pájaros y fuentes.

Según los restos arqueológicos hallados, los primeros pobladores constatados de estas tierras provienen del período Tardo - Romano (sg. III dC). Desde entonces parece permanente la presencia humana dentro del término, habiéndose encontrado diversos materiales de la época visigótica. 

El castillo de Calatalifa
Imagen El castillo de Calatalifa

La noticia documentada más antigua que conocemos sobre población, dentro del actual territorio de nuestro municipio, es el establecimiento de un poblado árabe, citado por el cronista Ibn Hayyan en el año 939, aunque probablemente su fundación sería anterior. Este poblado se llamaba Calatalifa nombre que procede del árabe Qalát al Halfa, castillo construido en ladrillo (Castillo del Califa)

El castillo árabe de Calatalifa fue mandado construir por Abderramán III en el siglo X y según cuenta la tradición, el califa, camino de una de sus batallas en el año 939, quedó hondamente impresionado a la vista de un eclipse total de sol.

Estaba situado en una zona cercana al río Guadarrama. Durante la Reconquista fue ocupado por las tropas Castellano-Leonesas en el avance cristiano que culminó con la conquista de Toledo por Alfonso VI (1085). Constituía un importante puesto de control en el camino tradicional que unía Toledo con el puerto de los Leones, siguiendo el curso del Guadarrama hacia la sierra por las fortalezas de Canales, Olmos y Calatalifa. Pero esta vía cayó en desuso y subsistió como poblado independiente de la jurisdicción de Segovia, con habitantes cristianos, moros y judíos, pero paulatinamente se fue despoblando hasta desaparecer hacia finales del siglo XIII. 

La construcción del castillo y el condado de Chinchón
Imagen La construcción del castillo y el condado de Chinchón

Hacia mediados del siglo XV, en 1459, aparece un documento que se conserva enmarcado en el Ayuntamiento y referido a una compraventa de terrenos donde figura el nombre de Odón, primero de nuestra villa. 

A finales de este siglo nuevamente aparece el nombre de Odón cuando los Reyes Católicos separan la población de la jurisdicción de Segovia para que unido a otros poblados, cedérselo en Señorío a los Marqueses de Moya -D. Andrés Cabrera, Mayordomo de Enrique IV, y de su esposa Dña. Beatriz de Bobadilla, amiga y dama de la Reina Isabel- quienes en 1496 edifican aquí una fortaleza. Su tercer hijo, don Fernando, heredó el Señorío que incluía la villa de Odón.

D. Fernando, fiel a Carlos I, durante la guerra de las Comunidades sufrió en sus propiedades el asalto y destrozo de fortalezas que realizaron los Comuneros de Segovia. En recompensa a su lealtad Carlos I le concedió el título de Conde de Chinchón, con el que se inaugura una serie de Condes de ese título vinculado casi dos siglos a la familia Cabrera pero a principios del siglo XVIII cambió de titularidad de la familia Cabrera a la familia Borbón, como veremos más adelante.

Entre los sucesores de este primer Conde citaremos al tercer Conde D. Diego Fernández Cabrera (amigo de Felipe II) que ordenó la reconstrucción del castillo, hacia 1590, según planos anteriores del arquitecto Juan de Herrera y al cuarto Conde D. Luis Jerónimo Cabrera y Bobadilla que durante el reinado de Felipe III fue algunos años Virrey del Perú.

Al morir el quinto Conde D. Francisco Fernández de Cabrera, sin descendencia legítima, el Condado pasó a su prima Inés de Castro Cabrera y en siguientes generaciones a una línea femenina de la familia enlazada por casamientos a príncipes italianos por lo que los últimos Condes de la línea originaria se apellidaban uno Sabelli, y otro Sforzia.

Es en el siglo XVIII cuando se inicia un importante problema sucesorio en la Corona Española al fallecer Carlos II sin descendencia. En su testamento nombra heredero a Felipe de Borbón, nieto de Luis XIV de Francia y biznieto de Felipe IV de España. Pero en 1700, ya coronado como Felipe V, otro descendiente de la casa de Austria, el Archiduque Carlos, se proclama pretendiente a la Corona española y comienza la llamada Guerra de Sucesión que termina con la Paz de Utrecht en 1713. 

Declaración de BOSQUE REAL
Imagen Declaración de BOSQUE REAL

Pero es durante el reinado de Felipe V de Borbón, tras la Guerra de Sucesión, cuando Villaviciosa adquiere su nombre definitivo y comienza a tener un peso específico relevante entre la nobleza y la realeza de España.

Durante esta guerra, tropas partidarias del Archiduque saquearon Odón en dos ocasiones, por ser villa leal a Felipe V. El monarca recompensó esta lealtad eximiendo a Odón de pagar impuestos durante algunos años. En documentos de los primeros años de este reinado ya se conocen algunos en que desde la Corona se dirigen a Odón llamándole Villaviciosa de Odón.

Extinguida la Casa de Austria, la llegada de Felipe V supuso una ruptura con las tradiciones borgoñonas y la implantación del gusto francés. Tal es así que se piensa en nuevas orientaciones para los sitios y cazaderos reales. Se buscan puntos no muy alejados de la Corte y acordes con las diferentes estaciones del año. Aranjuez, la Granja y Riofrío serán los principales enclaves de recorrido por la corona.

En este inusitado interés por aumentar el Patrimonio Real con nuevos destinos, se encuadra Villaviciosa de Odón. Isabel de Farnesio, Felipe V y el Infante don Luis, eran grandes amantes de la caza, hecho que les llevó a arrendar algunas fincas para ese fin. Informada la Reina de las magníficas condiciones que reunía nuestra villa y de que ésta formaba parte del condado de Chinchón (corría el rumor de que se encontraba en venta) incita al Rey a gestionar la compra de dicho Estado. Tal adquisición llevaba implícitos importantes territorios y un afamado título que contribuiría a engrandecer el prestigio y posesiones de sus hijos.

Como el entonces Conde de Chinchón, Julio Sabelli -residente en Italia- fue partidario del Archiduque, el Rey Felipe V le embargó sus dominios en España. Al morir Sabelli heredó el Condado su sobrino Sforzia, quien tras largo pleito recuperó esos dominios, para después, a finales de 1738, venderlos al Infante D. Felipe, hijo de Felipe V, con el que se inicia la serie de Condes de Chinchón de la línea Borbón que aún subsiste. En esta época ya se llama a la villa Villaviciosa de Odón.

Unos meses más tarde, en la primavera de 1739, el propio Rey, conocedor de la bonanza del lugar, dispuso:

"He venido en declarar que el nuevo Bosque de la villa de Odón o Villaviciosa, que es propio del Ynfante don Felipe, mi hijo, y sus límites, con sus aumentos o extensiones que en adelante tuviere, son y han de ser Bosque Real, con todos sus privilegios y libertades".

Este decreto motivó que la villa floreciese en el siglo XVIII con la presencia de la Familia Real y su séquito, dejando no sólo la impronta en el carácter acogedor y abierto de sus gentes, sino también en la configuración urbana del término que disponía en esos años de grandes casonas con importantes huertas de hortalizas y árboles frutales. 

Ilustres personajes vinculados a la Familia Real en la Villa de Odón
Imagen Ilustres personajes vinculados a la Familia Real en la Villa de Odón

Cuando en 1758 fallece la Reina Dña. Bárbara, el Rey Fernando VI se refugia en el Castillo de Villaviciosa, enfermo de melancolía, pasa en él su último año de vida, falleciendo en nuestra villa en 1759.

Ligado a la Familia Real como lugar de esparcimiento de la Corte, Villaviciosa de Odón se enriquece con una configuración arquitectónica basada en grandes caseríos castellanos con huertas y viñas. 

Muchas fueron las jornadas cinegéticas que tuvieron lugar en Villaviciosa, cuyo testimonio gráfico nos ha llegado a través de las pinturas realizadas hacia 1760 por el pintor de corte Francesco Battaglioli, quien retrató el municipio desde los diferentes ángulos donde se celebraron Cacerías Reales

Dos años más tarde, el infante D. Luis, compra el Condado a su hermano D. Felipe y se convierte en el Borbón, más amante de nuestra villa y más vinculado a ella. 

Por su encargo construye Ventura Rodríguez el Palacio de Boadilla del Monte y entre el Castillo, las cacerías y Boadilla transcurren varios años de su vida, hasta que al contraer matrimonio con esposa de no sangre Real, -Dña. Teresa de Vallabriga y Rozas (hija del Conde de Torreseca)- su hermano el Rey Carlos III, por medio de pragmática de 1766 le obliga a residir lejos de la Corte, después de una corta estancia en Cadalso de los Vidrios, pasa a residir en su Palacio de Arenas de San Pedro donde falleció en 1785.

 

Carlota, heredera del Condado
Imagen Carlota, heredera del Condado

La única hija de este matrimonio, Carlota, heredera del Condado, casó con el Príncipe italiano Camilo Rúspoli, y este apellido es el de sus descendientes, titulares del Condado y residentes en España.

Entrados en el S. XIX, hay noticias de probable veracidad, de los refugios y escondites que utilizaron en nuestra villa, primero el Barón de Eroles y después el Ministro González Bravo, ambos perseguidos en los locos vaivenes políticos de la primera mitad de siglo.