Saltar al contenido
Lugares de interés
Imagen Casa Consistorial

En la plaza de la Constitución, desde 1852, se erige el edificio que alberga el Ayuntamiento. Su estilo arquitectónico está en consonancia con el resto de caserones nobles del casco antiguo del municipio.

Recientemente (1996) se finalizaron las obras de reconstrucción y restauración del consistorio, quedando como resultado unos exteriores de tipología castellana y unos interiores acogedores donde predomina la calidez de la madera.

Resulta interesante visitar el vestíbulo principal, donde se podrán admirar las reproducciones de los cuadros que el pintor D. Francesco Battaglioli creó a mediados del siglo XVIII, y en las que aparecen distintas escenas de la corte de Felipe V con el paisaje de la Villaviciosa de la época (copias cedidas por el Vanderbuilt Museum de Nueva York).

El salón de Plenos del Ayuntamiento está presidido por dos magníficos retratos de sus Majestades los Reyes de España, D. Juan Carlos y Dña. Sofía, obra de Félix Revello de Toro, reconocido artista de prestigio internacional, Académico de las Academias de Bellas Artes de San Telmo y Santa Isabel de Hungría y Miembro de la Academia de Ciencias y Artes de Barcelona. Conocido, ante todo, por ser un gran retratista, género en el que ha plasmado a importantes personajes de la historia contemporánea, desde los Reyes de España a personajes de la nobleza. 

Imagen Casa Palacio Manuel Godoy

Se construyó a principio del siglo XVII con el estilo de los Austria, el mismo que tanta personalidad ha otorgado a varias zonas de Madrid y Toledo. Fue habitada por los Marqueses de Villacastel de Carrias, los Condes de Murillo y los Condes de Belveder, entre otros. En 1800 pasa a manos de Doña Teresa de Borbón y Villabriga (Condesa de Chinchón) y su esposo Don Manuel Godoy. A partir de la caída del poder de Godoy, la casa no acogió nunca más a su familia titular y fue objeto de arrendamiento durante todo el siglo XIX.

La propiedad sufrió a partir de entonces diversas segregaciones y cambios de titularidad, hasta que el Ayuntamiento de Villaviciosa, ante el riesgo latente de desaparición la adquirió en 1986.

El noble edificio presenta dos robustas torres con naves laterales que flanquean la austera fachada. Originalmente, ésta fue de ladrillo macizo visto, pero en la actualidad presenta un revestimiento enfoscado de inmaculado blanco. Llaman la atención la elegante disposición geométrica de los ventanales abalconados, los zócalos y cornisas de granito, el pórtico de entrada con escudo de armas y la coronación del edificio por una cubierta de teja árabe y dos chapiteles piramidales en las torres. La finca cuyo frontal es la edificación principal está delimitada por tapias de ladrillo visto y enfoscados, y encierra unos magníficos jardines con huertas, atravesados por el arroyo de La Madre. A los jardines se accede desde la fachada trasera por bellas escaleras de ladrillo macizo.

En 1995, el Ayuntamiento de Villaviciosa desarrolló un proyecto de restauración que otorgó al conjunto su aspecto actual, en el que se consolidaron y remozaron los elementos característicos, y se aportaron nuevos revestimientos, pavimentaciones e iluminaciones para la mejora y funcionalidad del edificio. En la actualidad la Casa de Godoy alberga la Colección de pintura Maruja Díaz y Danza, y el denominado Café del Infante, que recomendamos al visitante.

Imagen Conjunto arquitectónico del Casco Antiguo

Si contemplamos la historia de Villaviciosa de Odón, aunque sea sólo de una manera somera, podemos entender que la antigua villa ha sido un lugar frecuentado por ilustres personajes, muchos de los cuales dejaron su huella en forma de edificios y jardines representativos.

Aparte de los monumentos anteriormente mencionados, existe todo un catálogo de construcciones de propiedad privada repartidas por el casco antiguo de la villa que merecen nuestra atención. Cada uno de los caserones, de los jardines con colosales árboles, de las tapias adornadas con forjas, etc., tienen su particular historia de fundadores, arquitectos, personalidades, artistas, cambios de posesión, reconstrucciones, dramas, y pleitos, cuya recopilación escapa al alcance de la presente guía.

Un relajado paseo por las calles: Mayor, Constitución, López Polín, Puente, Gonzalo Calamita, Yedras, Arroyo, Núñez Arenas, Plaza de José Palancar, López Puigcerver, y muchas otras permitirán al visitante captar innumerables retazos de historia latentes en los rincones, muchos aún por descubrir.

Imagen El Castillo

Sin lugar a dudas, se trata de la edificación con mayor singularidad y antigüedad de Villaviciosa. La primera fortaleza fue edificada en tiempos de Los Reyes Católicos por los Marqueses de Moya (1496).

Casi un siglo después, el Conde de Chinchón D. Diego Fernández Cabrera ordenó su reconstrucción según los planos del afamado arquitecto D. Juan de Herrera, maestro del bajo renacimiento y autor, entre otras obras, de parte del Monasterio de San Lorenzo del Escorial, la fachada meridional del Alcázar de Toledo, el Palacio de Aranjuez, la Lonja de Sevilla...

La fortaleza tiene planta cuadrangular, con tres torres circulares y una torre de homenaje de base cuadrada en sus esquinas. Las cuatro torres están coronadas por chapiteles de origen flamenco. La construcción es de mampostería irregular con jambas y dinteles de piezas de granito. Otra característica exterior es el paseo de ronda o adarve, que rodea el perímetro limitado por un pretil de placas de granito, y ornado con majestuosos pies de pino piñonero y ciprés. Del interior hay que significar el patio porticado con pilares y arcos de piedra berroqueña, en cuyo centro aparece un pozo aún en funcionamiento.

Actualmente el Castillo pertenece al Ministerio de Defensa que lo utiliza como archivo histórico del Ejército del Aire. Cada año se celebra una jornada de puertas abiertas durante las fiestas patronales para recibir a los visitantes. También se puede visitar previa petición. Por añadidura, el patio de armas del Castillo es el escenario de la programación cultural de música Clásicos en verano.

Imagen Fuente de los Caños

Al pie del Castillo aparece este monumento atribuido a Ventura Rodríguez en el siglo XVIII, de diseño herreriano.

Se trata de un poderoso mural de mampuestos graníticos abujardados, empotrado en un muro de ladrillo macizo cara vista, con un arco superior que engalana un escudo y diversos adornos marqueteados en el frontal.

Al pie, un pilón granítico recibe las aguas de tres caños, que desaguan por una abertura frontal. El conjunto está delimitado por cinco mojones de granito unidos por gruesas cadenas ornamentales.

Cuenta la tradición que quien bebe de las aguas que manan del caño central contrae matrimonio.

Imagen Iglesia de Santiago Apóstol

Situada frente a la Casa de Godoy, enclave de una plaza adoquinada con cierta impronta señorial, se alza este edificio religioso que se construyó a principios del siglo XIX.

Resultan dignos de mención un hermoso crucifijo de marfil y la decoración del presbiterio con frescos obra del pintor D. Manuel Ortega, datados en 1958.

En la plaza donde está asentado el edificio también se puede contemplar una hermosa fuente de origen italiano: pieza ornamental de mármol, del siglo XVII, y que está adosada a la barbacana de granito de los exteriores de la iglesia. 

Imagen Parques de El Castillo y Jardín Histórico

Estos dos espacios verdes aparecen contiguos al Castillo y al pinar de Prado Redondo, formando una extensa zona verde donde se entrelazan la naturaleza, el arte, la cultura y el recreo.

El parque de El Castillo está conformado por unos amplios terrenos abiertos con arbolado disperso, en cuyo centro se distingue un estanque de considerables dimensiones abundantemente poblado por variedad de aves acuáticas, tales como ánades de varias especies, gansos, cisnes, ocas, etc.

Otros elementos destacables son: la escultura figurativa titulada Maternidad del académico D. Joaquín García Donaire, una zona de juegos para los más pequeños, el agradable mobiliario ornamental, y el paseo con pórticos emparrados flanqueados por barbacanas.

El Jardín Histórico es una recreación adaptada del proyecto de jardín que D. Juan Bautista Sachetti ideó en 1739 por orden del Rey Felipe V para decorar los exteriores del Castillo. El proyecto actual fue realizado por el arquitecto D. Julio Cano Lasso, y el resultado de las obras fue inaugurado recientemente por el Presidente de la Real Academia Española, Ilmo. Sr. D. Víctor García de la Concha.

Además de poder admirar paseos de pórticos emparrados, fuentes, disposiciones geométricas de plantas ornamentales, hileras de árboles singulares, y otros elementos, resalta un estanque central denominado de Fernando VI, donde se ubica una bella escultura que representa el mito de “Leda poseída por Zeus” (bajo el aspecto de cisne), obra del académico D. Juan de Ávalos.

Imagen Torreón de Doña Laura García Noblejas

Este singular edificio, que está enclavado dentro de unos umbrosos jardines, se construyó en 1860 bajo la dirección del arquitecto D. Manuel Gallo y Sibes.

Concebido con una altura total de 13,5 metros, se conservó sin alteraciones hasta la Guerra Civil, donde perdió la torrecilla y los adornos de ladrillo y madera de la fachada.

En 1973 se completó su restauración a cargo de su entonces propietaria, Dña. Laura García Noblejas y Brunet, respetando su configuración original.

Hoy día forma parte del patrimonio municipal y esta destinado a actividades diversas.